El racó de n'Esther

L'actualitat de la nostra illa, de la nostra comunitat i altres temes d'interés.

El PP i el doblers públics.

e.p. | 16 Març, 2008 12:05

Cas de malversació de fons públic per part del PP, per part del ex-regidor de l'Ajuntament de Palma Rodrigo de Santos. Es veu que la moda que van inagurar en Matas i en Flaquer al seu viatge a Moscú es va estendre dins l'àmbit de l'Ajuntament de Ciutat, i tenim més casos Rasputin a nivell local. Es vergonyos que es gastin els doblers dels ciutadans en vicis com cases de cites,que pasa que el sr. Rodrigo de Santos no cobraba bastant com a regidor per pagar de la seva butxaca les seves visites a aquests locals?. Menos mal que ha tornat els doblers dels palmesans i menos mal que el PP l'ha suspes de la seva militancia, per què aquest fet és un delicte.

Espanya és socialista i Balears també!

e.p. | 10 Març, 2008 18:03

Aquestes eleccions han demostrat el que vol la ciutadania, els ciutadans han parlat mitjançat el seu vot i volen a en Zapatero de president. A Balears s'ha aconseguit una fita histórica obtenir majoria de vots,des de 1986 que no ocorria i també el PP ha perduts els senadors per Menorca i les Pitiüses. Els ciutadans han donat la seva confiança a ZP per què continui fent politiques socials i millores per a la societat on hi hagi més oportunitats per a tots, sense dubte que Zapatero ho farà encara millor que la pasada legislatura i governarà per a tots i totes.

La mirada positiva.

e.p. | 06 Març, 2008 18:42

La Mirada Positiva -->

100 Motius.

e.p. | 06 Març, 2008 09:12

Article de n'Almudena Grandes .

e.p. | 05 Març, 2008 17:46

ALMUDENA GRANDES ¡Vota! ALMUDENA GRANDES 03/03/2008 (EL PAÍS) Sí, ya sé que mola más el escepticismo. Sé que el distanciamiento irónico es más acorde con mi edad, que la disciplina un pelín cínica de la crítica ácida va mejor con mi profesión, y hasta que la languidez del desencanto, tan femenina, me favorecería más en los planos cortos. Lo sé, pero el domingo yo voy a ir a votar. Por encima de mi escepticismo, más allá de mi evidente afición a la ironía, con mi conciencia crítica a cuestas y a despecho de la fotogenia, voy a ir a votar. Con mis propias decepciones y con mis ilusiones maltrechas, con mis principios más firmes y con mis hijos mayores, voy a votar. Votaré a favor de mucha gente que no lo hará. Porque no tiene derecho a hacerlo o porque se le ha olvidado que lo tiene. Votaré para que los niños de 12 años no sean tratados como delincuentes, para que los inmigrantes que sostienen nuestra riqueza sin participar de ella no sean tratados como delincuentes, para que los excluidos sociales y las mujeres que abortan no sean tratados como delincuentes. Votaré en contra de mucha gente que votará. Votaré contra los privatizadores de servicios públicos, contra la humillación de los reclinatorios, contra las juntas de escolarización que favorecen a los colegios concertados, contra los explotadores de inmigrantes. Votaré, en definitiva, contra la gente de orden, ese orden detestable, delincuente, que se afirma en la insolidaridad, en la indiferencia ante el sufrimiento ajeno y en la perpetuación de los privilegios de unos pocos. Votaré a la izquierda, con la izquierda, por la izquierda, pensando en mis convicciones laicas, progresistas y republicanas, no en mis impuestos. Todavía hay unas pocas cosas que no pueden comprarse con dinero. Y bien, a pesar de todo, sé que mola más el escepticismo. Pero yo miro a mi alrededor y, sinceramente, creo que no me lo puedo permitir. ¿Tú sí?
 
Powered by LifeType - Design by BalearWeb